Irresponsabilidad y extremo cinismo del Estado

Enviado por cdpsanjose el Mar, 2012-04-10 18:00. :: Constancias

No obstante haber sido convocados hace pocos días por la Corte Constitucional los principales funcionarios del Estado, tales como el Presidente de la República, los ministros del Interior, de Defensa y de Justicia, la Fiscal General de la Nación, el Defensor del Pueblo y el Comandante de la Brigada 17 del Ejército, con el fin de que respondieran por el incumplimiento de los imperativos contenidos en la Sentencia T-1025/07, sin embargo los comportamientos de las instituciones del Estado frente a nuestra Comunidad de Paz siguen siendo tan perversos como antes y quizás más aún.

Nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó se ve en la necesidad de dejar nuevas constancias ante el país y el mundo sobre los crímenes de Estado que se continúan perpetrando:

·         En el mes de marzo de 2012 los líderes del paramilitarismo que controlan las zonas y veredas cercanas al corregimiento de Nuevo Antioquia, se reunieron con los alcaldes de Apartadó y de Turbo para acordar formas de impulso y agilización de una carretera que penetre por varias veredas, con el fin de facilitar el acceso de maquinarias y personal  que explotará las minas de carbón existentes en la región, por parte de empresas multinacionales. Los paramilitares ofrecieron poner al servicio de dicho proyecto sus propios buldóceres, con la condición de que se justifiquen como aporte de “finqueros” de la región a dicho proyecto.

 

·         En las últimas semanas los paramilitares han vuelto a controlar estrictamente la alimentación de los campesinos de la región. Para pasar alimentos desde Nuevo Antioquia a las veredas vecinas, exigen un permiso previo de los paramilitares de Nuevo Antioquia, los cuales actúan bajo la protección del Ejército y la Policía. La única tienda existente en la vereda La Esperanza fue cerrada por ellos, y cuando su propietario consiguió un nuevo surtido, sometiéndose incluso a la obtención de permisos de los líderes paramilitares de Nuevo Antioquia, los paramilitares asentados en la zona le pusieron obstáculos al paso de los alimentos.

 

·         El viernes 30 de marzo de 2012, se presentó un combate entre  los paramilitares presentes en las cercanías de Nuevo Antioquia y la guerrilla. Antes y después de dicho combate hubo reuniones de comandantes paramilitares de alto nivel en la zona, mientras la población de la región fue percibiendo un  aumento progresivo de escuadrones paramilitares en la zona, llegando, según algunos cálculos, hasta el millar de combatientes, lo que no puede pasar desapercibido para la fuerza pública presente en la zona. La vereda más afectada, en la cual al parecer se han establecido los campamentos centrales es la de PLAYA LARGA, en especial la finca LA MARINA donde parece estar establecido su cuartel general. Los comandantes más vistos en la zona son: alias “BETO”, coordinador de tropas; alias “FABIO”, comandante político; alias “TIERRA” y alias “OTONIEL” O DAIRO ÚSUGA, al parecer el hombre de más poder en dicha estructura.

 

·         El domingo 1 de abril de 2012 a las 21:00 horas, en el sitio Caracolí, sobre la carretera que conduce de Apartadó a San José, fue ejecutado Don LUIS FELIPE SALAMANCA JIMÉNEZ, DE 39 AÑOS, agricultor muy conocido y apreciado en la zona. Un hombre con traje civil le disparó con arma corta en presencia de su esposa y de sus hijos mientras departía en el estadero allí ubicado. Durante todo ese día se había suprimido la habitual presencia del Ejército en el sitio y en la misma carretera. Ninguna autoridad policial ni judicial quiso hacer el levantamiento del cadáver, por lo cual su familia lo transportó hasta el hospital de Apartadó. En días posteriores  la familia del occiso recibió nuevas amenazas. Don Luis Felipe no era miembro de la Comunidad de Paz pero era uno de sus colaboradores en la comercialización de productos agrícolas. El estadero de Caracolí, donde ocurrió el crimen, ha sido escenario de numerosos crímenes en el pasado y de retenes militares casi permanentes a la vez que de una presencia concomitante de paramilitares.

 

·          El domingo 8 de abril de 2012 a las 13:00 horas un escuadrón paramilitar, con brazaletes de las AUC, llegó a una vivienda de la vereda El Porvenir, rodearon la casa, tomaron los teléfonos celulares de sus pobladores y detuvieron a OSCAR MARIO GRACIANO CARDONA, ARGEMIRA CARDONA, MARLOIDY CELADA con su hijo de un año de vida JEFERSON GRACIANO y quien además estaba embarazada. Luego de requisar la vivienda y la finca todos ellos fueron llevados a un sitio de PLAYA LARGA donde llegaron altos comandantes del paramilitarismo para interrogarlos. En la noche fueron dejados en libertad, pero por el alto riesgo no pudieron regresar a su hogar hasta el día siguiente. Los paramilitares se robaron el teléfono celular de uno de los detenidos. No era la primera vez que dicha familia sufría la agresión de los grupos armados del Estado y del ParaEstado; en el pasado varios miembros de esa familia fueron masacrados. Como de costumbre, la Defensora del Pueblo de Urabá desconectó sus teléfonos para no afrontar el problema. Cuando ya las víctimas habían regresado a su vivienda, la Defensora comunicó que la Brigada 17 le había informado que ya estaban libres, lo cual evidencia nuevamente la estrecha coordinación entre la Brigada 17 y los paramilitares.

 

·         El lunes 9 de abril; se produjo un nuevo combate entre los paramilitares y la guerrilla en las veredas Caraballo y Caraballito, jurisdicción de Turbo en cercanía de otras veredas de San José de Apartadó, sin respetar la presencia de la población civil en dichas comunidades.

La Comunidad de Paz reitera su agradecimiento a todas las comunidades solidarias en el país y el mundo, que continúan apoyando nuestra resistencia desde principios éticos innegociables, a la vez que confirma su decisión de continuar defendiendo esos principios a pesar de la barbarie con que el Estado siempre responde.

 

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Abril 10 de 2012