Que pretenden esconder militares y paramilitares generando desplazamientos?

 

´´...Nuestro clamor de justicia se mantiene, aunque nos cuesta nuestra propia vida, preferimos cualquier cosa antes que callar...``

 

Por estos días, en Urabá se desarrolla una monstruosa operación militar y judicial supuestamente para dar con el paradero de alias ``OTONIEL´´ máximo cabecilla de los paramilitares, todo ello ha generado desplazamientos masivos contra la población civil, sin embargo, las operaciones y la presencia de los agentes del Estado no llegan al fortín propiedad de los paramilitares en la región, pues, de forma continua se les ve patrullando por las veredas Rodoxali, la Hoz, Playa Larga, las Flores entre otras, donde además hace poco se vio la presencia de cabecillas de los paramilitares. Será que se esta buscando al máximo cabecilla de los paramilitares o será mas bien un show mediático orquestado desde la Fuerza Publica para ocultar la estrecha relación que estos han tenido durante décadas en Urabá? Que pretenden esconder militares y paramilitares generando desplazamientos en los corregimientos de San José y Nuevo Antioquia? No será mas bien la creación de un sismo de violencia calculado milimétricamente para tomar control en la región al desterrar a sus pobladores y así explotar la minería que se proyecta realizar en la región?.

De nuevo nuestra Comunidad de Paz, deja constancia de estos nuevos hechos ante la humanidad y la historia:

  • El jueves 2 de abril de 2015, fue visto el reconocido paramilitar alias  ´´TRIBILIN´´, acompañado de varios paramilitares en la vereda Playa Larga, en el corregimiento de San José, allí abordo a varios pobladores de la zona y anuncio que los operativos militares no les ha hecho nada, que miren como estaban tranquilos por esta zona, que los operativos eran en otro lado y no contra ellos.
  • El miércoles 8 de abril de 2015, la comunidad tuvo conocimiento de las distintas comunicaciones que viene enviando el Gobierno Nacional a organizaciones internaciones que nos acompañan, en las que se menciona que las relaciones con la Comunidad de Paz han mejorado, que inclusive se realizo reunión entre Instituciones del Estado incluyendo a la Fuerza Publica y la Comunidad de Paz, refiriéndose a la realizada el 6 de noviembre de 2014 en la Diócesis de Apartado,  reunión de interlocución o mesa de interlocución regional en la que nuestra Comunidad de Paz, ni tiene nada que ver, ni interés en participar en dichas instancias que entre otras, no sirven para nada.
  • El viernes 10 de abril de 2015, nuestra Comunidad de Paz tuvo conocimiento de que varios pobladores fueron desplazados por amenazas de grupos armados. Los pobladores habitaban en la vereda la Esperanza perteneciente al corregimiento de San José, y contiguo a la vereda Playa Larga donde se ha visto presencia permanente de paramilitares.    
  • El sábado 11 de abril de 2015, un grupo de paramilitares vestidos de civil y portando armas y equipos de comunicación se acercaron a varias viviendas de pobladores en la vereda la Hoz del corregimiento de San José y amenazaron a los civiles a desplazarse y desalojar dichas veredas.
  • El lunes 13 de abril de 2015, nuestra comunidad tuvo conocimiento de las intervenciones que el Comandante de la Brigada XVII, el coronel German Rojas Días ha venido realizando a través de medios de comunicación  en los que advierte que jamás a realizado cualquier acusación contra nuestra Comunidad de Paz, se le olvida que el 27 de septiembre de 2014, acuso a la comunidad de Paz de ´´bandidos Terroristas`` y aplaudió panfletos que circularon en Urabá desde la Brigada XVII contra nuestra comunidad.       
  • El martes 14 de abril de 2015, hacia las 14:00 horas un grupo de militares se acantonaron en los predios comunitarios y de cultivos de familias de nuestra Comunidad de Paz en el asentamiento de San Josecito, varios miembros de nuestra comunidad fueron impedidos por las tropas a realizar trabajos en los cultivos de pan coger, ante ello los miembros de la comunidad solicitaron a los militares que se retiraran de allí ya que la presencia de ellos impedía realizar trabajos agrícolas.
  • El miércoles 15 de abril de 2015, hacia las 8:00 horas tres miembros de nuestra comunidad que se dirigían a realizar jornadas agrícolas en los cultivos de pan coger en los predios comunitarios en San Josecito,  de nuevo fueron abordados por las tropas militares quienes están acampados desde el 14 de abril e impidieron realizar cualquier trabajo allí.
  • El jueves 16 de abril de 2015, hacia las 8:20 horas miembros de nuestra Comunidad de Paz y con acompañamiento de varias organizaciones internacionales se dirigen a las veredas la Hoz y Rodoxali pertenecientes al corregimiento de San José, cuatro horas mas tarde llegan al lugar, con el fin de verificar la grave situación humanitaria que se esta viviendo allí. Se a tenido conocimiento de la fuerte presencia paramilitar en dichas veredas y de las amenazas que vienen profiriendo contra los campesinos de la región, en su afán de generar un desalojo de la población civil que poco a poco había venido retornando a sus parcelas. La comunidad pudo constatar la desolación que hay en la vereda Rodoxali, casas totalmente vacías, pues las familias se han ido desplazados producto de las amenazas de los miembros de la fuerza publica los días 22 y 23 de marzo de 2015.
  • Este mismo jueves 16 de abril de 2015, hacia las 8:30 horas un grupo de familias de San Josecito asentamiento de nuestra Comunidad de Paz, se dirigió al campamento de los militares ubicado a pocos metros de las viviendas de la Comunidad, se pidió hablar con el mando militar pero no se identifico, solo manifestó que pertenecían a la Brigada XVII. Alegando que ellos podían estar donde se les diera la gana y hacer lo que quisieran, a lo que los miembros de nuestra comunidad le manifestaron que el irrespeto contra nuestra comunidad es total, nos han asesinado nuestros niños, nuestros hermanos y nuestros padres, sin embargo la persecución es sin fin.

Reiteramos nuestro compromiso irrenunciable a velar por la vida y a exigir en forma permanente ante un Estado sordo y contumaz el respeto a la integridad de nuestros miembros y de la población civil de nuestro entorno geográfico y social acudiendo a la solidaridad nacional e internacional que nos han sostenido con su fuerza moral en este caminar lleno de injusticias y que no tiene fin.  Nuestro clamor de justicia se mantiene, aunque nos cuesta nuestra propia vida, preferimos cualquier cosa antes que callar.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

abril 16 de 2015

Constancias: