Guerra disfrazada de progreso

Hace tan solo unos dias que deciamos: Nuevamente nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó deja constancia ante el país y el mundo de los hechos que afectan nuestra vida y nuestros derechos fundamentales, así como los de la población campesina de nuestro entorno, hechos silenciados o profundamente tergiversados por el discurso oficial y por los grandes medios de desinformación:

  • En los últimos días el Gobernador de Antioquia SERGIO FAJARDO, ha venido afirmando ante distintos medios que le hacen eco, que él lidera una mesa de concertación en Urabá en materia de derechos humanos, de la cual haría parte activa nuestra Comunidad de Paz.

Con asombro recibimos tales afirmaciones que faltan totalmente a la verdad. Es falso que nuestra Comunidad participe en supuestos escenarios de integración con autoridades locales, regionales o nacionales que sólo han sabido agredirnos, negarnos todo el respeto y protección que el Estado tiene obligación de brindar a sus ciudadanos y apoyar a agentes que sólo han sabido parapetarse en el Estado para cometer todo tipo de delitos y crímenes horrendos contra la población indefensa. Si sostuvimos una reunión con el Gobernador Fajardo el 18 de septiembre de 2013 en Medellín, en compañía de 4 magistrados de la Corte Constitucional, fue para solicitarle que cumpliera sus obligaciones administrativas, interviniendo para poner fin a la desaparición forzada de un joven de la vereda La Hoz de San José de Apartadó, crimen perpetrado por la fuerza pública en unión con estructuras paramilitares, a lo cual el Gobernador Fajardo respondió que no intervendría; que respaldaba totalmente a la fuerza pública dado que él también era funcionario del Estado y que dejaba en manos del ejército (los victimarios) la solución al problema de esa desaparición forzada. Tampoco quiso colaborar en el cumplimiento a las órdenes dadas por la Corte Constitucional en el Auto 164 de 2012, con miras a proteger los derechos fundamentales de nuestra Comunidad de Paz. Los relatos que le hicimos sobre la intensa presencia paramilitar en las veredas de Apartadó no le interesaron lo más mínimo, a pesar de revelar situaciones absolutamente inconstitucionales que tenían vigencia en su jurisdicción. Esto explica que no creamos en fingidas mesas de derechos humanos lideradas por dicho personaje, a las cuales tampoco jamás nos ha invitado.

Hoy nos vemos en la obligacion etica y moral, dejar nuevamente constancias ante la humanidad y la historia:

       el domingo 3 de mayo de 2015, hacia las 7:00 horas en la vereda la Hoz del Corregimiento de San Jose, en la escuela de la vereda, cuatro campesinos fueron retenidos por efectivos de la Policia Nacional, quienes los torturaron, los insultaron, les golpearon la cara y su cuerpo mientras permanecian ammarados a los arboles, mas tarde hacia las 12:30 horas, un helicoptero de la Policia los recogia y se los llevo quien sabe a donde.  Los civiles retenidos corresponden a los nombres de Wilson David Mora de 27 años, Deiver Antonio Mendez Berrio de 29 años, Orlando de 31 años y un menor de edad, este ultimo fue puesto en libertad horas mas tarde.

 En medio de un discurso de progreso, el gobierno representado en Policia Nacional, cobardemente torturan y humillan en forma salveje a la poblacion civil, aunque estos campesinos no hacen parte de nuestra Comunidad de Paz, es poblacion civil de nuestro entorno geografico y social.

Acudimos ante la solidaridad nacional e internacional, para que insten al gobierno Nacional a ponerle fin a estas practicas crimenes de Estado.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó.

Mayo 3 de 2015

 

Constancias: