Urgente: fuerza publica atropella nuestra Comunidad de Paz

´´,,, es de cínicos, acusar a tal nivel a quien ha acompañado y sufrido en carne propia el dolor de miles de victimas de la violencia en las ultimas décadas, simplemente porque ha entregado su voluntad al acompañarnos en nuestro dolor, sufrimiento, enterrando muertos fustigados de un lado y del otro, y de nuestros hermanos en la  comunidad que han caído por las balas de bestias asesinas, sometida a la miseria, marginada y sufrida por el flagelo de la violencia de los gobiernos de turno,,, ``

 

El alto Gobierno persiste en su sordera infame, atizando mas crímenes a los innumerables cometidos por la Fuerza Pública, que vergüenza, a ello se añade un manto de absoluta impunidad que lo encubre. Hace tan solo 3 días, el pasado domingo 3 de mayo de 2015, el grupo elite de la Policía Nacional, torturaba a varios civiles habitantes de la vereda la Hoz del corregimiento de San José, que luego de varias horas de infamia, chantaje e intimidación y ultrajes, fueron trasladados en helicóptero quien sabe a donde. El atropello contra la población civil campesina no para, y de nuevo hoy se ensañan contra nuestra Comunidad de Paz.

• El lunes 4 de mayo de 2015, nuestra comunidad tuvo información por parte de varios campesinos y habitantes del casco urbano de San José, quienes han puesto en conocimiento de nuestra Comunidad de Paz, del asecho del que vienen siendo sometidos varios jóvenes de la región por parte de grupos paramilitares quienes los conminan a ingresar o trabajar para ellos, a varios de ellos, se los han llevado ofreciéndoles trabajo en el Corregimiento de Piedras Blancas del Municipio de Apartadó, luego que llegan allí, les obligan a trabajar de paramilitar. Es de recordar que en Piedras Blancas, desde hace varios años es sometida al control paramilitar, a pesar de la fuerte presencia de estamentos militares allí.

• El martes 5 de mayo de 2015, en varios medios de comunicación nacionales, hicieron eco a los 77 puntos que el Senador Álvaro Uribe entrego a la Corte Suprema de Justicia, en el punto 69, el congresista acusa al Padre Giraldo, supuestamente, de esconder a terroristas y de gozar de impunidad blindada por su amistad e influencia en magistrados de la Corte. Es de cínicos, acusar a tal nivel a quien ha acompañado y sufrido en carne propia el dolor de miles de victimas de la violencia en las ultimas décadas, simplemente porque ha entregado su voluntad al acompañarnos en nuestro dolor, sufrimiento, enterrando muertos fustigados de un lado y del otro, y de nuestros hermanos en la comunidad que han caído por las balas de bestias asesinas, sometida a la miseria, marginada y sufrida por el flagelo de la violencia de los gobiernos de turno.

• El miércoles 6 de mayo de 2015, hacia las 9:20 horas, en la vereda Mulatos del corregimiento de San José, varios helicópteros de la Policía, que sobrevolaban el área, empezaron a desembarcar tropas de la Policía Nacional Grupo Elite, justo en la Aldea de Paz Luis Eduardo Guerra, asentamiento de nuestra Comunidad de Paz, y territorio propiedad privada de la comunidad, lugar donde fue asesinado por el ejercito y los paramilitares el líder histórico de nuestra Comunidad de Paz, Luis Eduardo guerra en 21 de febrero de 2005. El sobrevuelo y la presencia de las tropas de la Policía han impedido el desarrollo de las actividades en nuestra escuelita comunitaria. Ya que los mismos agentes del Estado, prohibieron las actividades escolares. Es un atropello flagrante por parte de los uniformados, al violentar nuestros espacios de vida y trabajo de las familias, al interrumpir nuestras jornadas escolares, además de convertir nuestras casas y áreas de recreación de los niños en trincheras y helipuertos militares.

Jamás aceptaremos que nuestros espacios de vida, territorios de Paz, los conviertan en territorios de guerra. Acudimos nuevamente a la solidaridad nacional e internacional para que insten al Gobierno Nacional respetar nuestra vida, honra, integridad, según resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y del derecho Internacional Humanitario consagrados en los tratados suscritos por el Estado Colombiano.

Rechazamos terminantemente la presencia y la violación de nuestros espacios y viviendas por parte de la fuerza publica, en un claro desacato al respeto de la propiedad privada consagrada en la constitución.

 

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Mayo 6 de 2015

Constancias: