Paramilitares anuncian incursión

´´... Distancia gigantesca entre el discurso del Gobierno sobre la Paz, y la realidad a la que somos sometidos diariamente...``.

De nuevo nuestra Comunidad de Paz, deja constancia ante la humanidad y la historia, a la ves, acude a la solidaridad Nacional e Internacional para que insten al Estado Colombiano a detener incursión paramilitar contra nuestra Comunidad de Paz y la población del entono geográfico y social anunciada por los paramilitares, brazo asesino del Estado. Los hechos son:

  • El domingo 4 de octubre de 2015, se noto la presencia de efectivos del Ejercito Nacional entre la vereda la Hoz y la vereda Mulatos del Corregimiento de San José de Apartadó, mas exactamente sobre el rio mulatos en el paraje de la tequera.
  • El martes 6 de octubre de 2015, en horas de la noche se escucharon ráfagas y disparos de arma larga en el sitio conocido como Caraballo, en la vereda Aguas Frías, colindante con la vereda Arenas Bajas del Corregimiento de San José, según información de pobladores de la zona, un grupo de paramilitares cayeron en campo minado, dejando un saldo de heridos y muertos.
  • El jueves 8 de octubre de 2015, hacia las 10:00 horas un grupo armado de alrededor de 40 hombres, quienes se identificaron como AGC (Autodefensas Gaitanistas de Colombia), retuvieron a varios campesinos en el sitio conocido como la tequera entre la vereda la Hoz y Mulatos, obligándoles a regresar a las viviendas impidiéndoles el paso y prohibiéndoles realizar actividades laborales. Allí, los paramilitares en forma airada anunciaron incursión contra pobladores de la zona y contra esa HP de la Comunidad de Paz, como represalias por unas bajas que han sufrido en los recientes días en el área de Caraballo, manifestaron los violentos. Es de anotar que el pasado domingo había presencia del Ejercito Nacional en esa misma zona.

En los últimos días se a notado la fuerte presencia militar en las veredas de Mulatos cabecera y resbalosa, incluyendo la Hoz, del corregimiento de San José, en el mismo contesto, patrullan las huestes paramilitares bajo la protección del Ejercito Nacional, quienes en total descaro y ante la población del entorno crean una cortina de protección para que los paramilitares amenacen e incursionen en las veredas.

No podemos mas que dejar en constancia la podredumbre que hay al interior de las instituciones castrenses y del Estado, al cual hacemos responsable no solo por el asesinato recientemente de el humilde campesino Ernesto Guzmán, si no además, por los hechos que puedan acaecer por esta alianza macabra. Distancia gigantesca entre el discurso del Gobierno sobre la Paz, y la realidad a la que somos sometidos diariamente.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Octubre 9 de 2015

Constancias: