Las consecuencias trágicas de no cumplir su deber presidencial -persecución, exterminio y falsos positivos a la orden del día-

Todo estuvo oportunamente documentado en el escritorio del Presidente Santos: el 7 de enero de 2009 el CORONEL GERMÁN ROJAS DÍAZ se valió del reconocido paramilitar WILFER HIGUITA para someter a uno de los más viles chantajes a alguien que había sido miembro del Consejo Interno de nuestra Comunidad de Paz. El mismo Coronel le advirtió por teléfono que si no aceptaba colaborarle para destruir la Comunidad de Paz, lo judicializaría como guerrillero y narcotraficante. El 7 de febrero de 2009 el TENIENTE DELGADO, del Batallón Voltígeros comandado por el Coronel ROJAS, le reprochó a la víctima haber denunciado el chantaje del Coronel y lo conminó a presentarse al batallón, pues sólo los militares podían ayudarlo o destruirlo y su suerte estaba en manos de ellos y de nadie más, así denunciara los hechos en otras instancias. El 24 de febrero detuvieron ilegalmente a un hermano de la víctima para enviarle más mensajes intimidatorios. El 26 de agosto  los paramilitares de Nuevo Antioquia detuvieron a miembros de la Comunidad de Paz para averiguar por el paradero de la víctima y el 21 de septiembre los militares detuvieron a otros dos miembros de la Comunidad para averiguar por la misma persona. El 18 de octubre del mismo año 2009 los militares detienen nuevamente a la víctima y a familiares suyos y se quejan de que la Comunidad tenga acompañamiento internacional, el cual, pronostican que se acabará gracias a su persecución. El 16 de noviembre del mismo año el paramilitar WILFER HIGUITA, brazo derecho del Coronel ROJAS, revela en la vereda Caracolí una lista de gente para matar, entre los cuales está la víctima del chantaje. El 9 de diciembre los paramilitares revelan otra lista para matar en el barrio Policarpa, en la cual figura también la víctima del chantaje. El 4 de agosto de 2010 el CORONEL ROJAS pone una demanda por “amenazas” contra la Comunidad de Paz, por haber protestado contra las tropas que ponían trincheras de guerra en el asentamiento de paz de La Unión y que al tiempo derribaban las vallas de la Comunidad de Paz. El 4 de julio de 2012 los paramilitares incineraron la vivienda de la víctima del chantaje y 3 días después penetraron en el caserío de San José, fuertemente militarizado, para ufanarse de haberla incinerado con la colaboración del ejército. El 7 de marzo de 2013 el CORONEL ROJAS seguía preguntando, vía celulares, por el paradero de la víctima del chantaje.

A pesar de que todos estos episodios criminales fueron conocidos del Presidente Santos y remitidos por la misma Presidencia a todos los órganos de control del Estado y por la Comunidad a los organismos intergubernamentales, el CORONEL GERMÁN ROJAS DÍAZ, en lugar de ser destituido y de ir a prisión, fue ascendido a comandante de la Brigada XVII del Ejército, unidad que tiene en su haber varios millares de crímenes de lesa humanidad contra nuestra Comunidad de Paz. No cabe duda alguna, entonces, de que el Presidente, con plena conciencia, patrocina la persecución contra nuestra Comunidad de Paz y consiente con crímenes tan horrorosamente repugnantes y perversos como los del Coronel ROJAS DÍAZ. Por ello no son de extrañar los hechos de los últimos días:

• El jueves 24 de julio de 2014, en horas de la mañana, en medios radiales locales, el Coronel GERMAN ROJAS DÍAZ, manifestó públicamente que las medidas Cautelares y Provisionales de la Comisión y de la Corte Interamericanas de Derechos Humanos cobijaban por igual a todo el Corregimiento de San José de Apartadó con sus 32 veredas que la componen, desconociendo los hechos y las causas que llevaron a la comunidad internacional a exigir protección para quienes hemos sido víctimas de la fuerza pública y de sus brazos paramilitares durante más de 17 años, para evadir toda corrección y no repetición de la criminalidad patrocinada desde el Estado. Unos días antes el mismo Coronel ROJAS había declarado que el ejército tenía que recuperar unos espacios perdidos del corregimiento de San José, alusión que se entendió como supresión de la Comunidad de Paz que por principio ha decidido no convivir con actores armados.

• El sábado 25 de julio de 2014, se realizó en el paraje de La Victoria un gran despliegue de actividades cívico militares por parte del Batallón Voltígeros, con el supuesto objetivo de celebrar el retorno de campesinos a la región, pero financiando el transporte de multitud de personas que no eran de la región. Todo daba a entender que dicho batallón impulsaba una propaganda política de respaldo popular, con dineros del erario público, para ocultar sus delitos contra otras franjas de la población.

• El sábado 2 de agosto de 2014, hacia las 8:00 horas, y por espacio de una hora, en cabeceras de la vereda la Unión se registró un fuerte combate entre miembros de la Brigada Móvil 24 y guerrilleros de las FARC. En el cruce de disparos resultó muerta la civil YERY MAGALY MUÑOZ, menor de 18 años y madre de un niño de tan solo 1 año, quien el día 2 de agosto había salido desde su vivienda en la vereda Las Nieves con destino a San José, con el objeto de regresar al día siguiente. En dicho enfrentamiento también resultó un guerrillero muerto, al parecer este último fue ultimado con tiros de gracia según las evidencias recogidas en el sitio. Horas más tarde la familia de YERY MAGALY se presentó en el sitio y reconoció a la civil quien fue montada en el helicóptero en traje de civil, pero horas más tarde fue presentada como “guerrillera muerta en combate”, siguiendo todo el libreto del “falso positivo”. El enfrentamiento se registró en la propiedad de un miembro de nuestra Comunidad de Paz, quedando la vivienda totalmente destruida por los impactos de los proyectiles disparados por el Ejército Nacional. Afortunadamente los propietarios no se encontraban allí.
• Este mismo sábado 2 de agosto de 2014, el dueño del predio se acercó al lugar de los hechos, y fueron impedidos por tropas militares quienes no les permitieron llegar a su vivienda, argumentando que el área era insegura ya que había guerrilleros. Los uniformados además manifestaron que no tienen orden para combatir a los paramilitares pues vienen coordinando un plan para la región.


• El domingo 3 de agosto de 2014, un grupo de miembros de nuestra Comunidad de Paz, se dirigió a la vivienda donde se presentaron los combates el sábado 2 de agosto, para verificar que no hubieran daños contra enseres de la vivienda y contra los animales; al llegar a la vivienda en su interior se encontraron restos óseos y dentales, y un baño de sangre por toda la vivienda de al menos uno de los muertos el día anterior.


• El lunes 4 de agosto de 2014, en varios medios locales radiales e impresos ha salido la noticia de la civil YERY MAGALY MUÑOZ como “guerrillera muerte en combates con el Ejercito Nacional”.

De nuevo nuestra Comunidad de Paz, deja constancia de la forma como los actores armados involucran a la población civil en la guerra y utilizan nuestros espacios de vida como campos de batalla. No podemos más que sostener nuestra palabra de repudio ante las pérdidas humanas y los daños irreversibles ocasionados por la guerra contra la poblacion civil.

Nuestra Comunidad de Paz, nuevamente reitera sus principios de no involucramiento en la guerra y rechaza categóricamente la utilización de nuestros territorios como campos de batalla por los distintos actores armados. Al mismo tiempo le insiste al Presidente Santos que su no acatamiento a la Constitución que le obliga a velar por los derechos de la población y a retirar del servicio a quienes cometan crímenes contra la ciudadanía, sigue causando desastres en nuestra Comunidad de Paz.


Comunidad de Paz de San José de Apartado
Agosto 5 de 2014
 

Constancias: