Campesinos torturados a mano de paramilitares

Nuevamente nuestra Comunidad de Paz deja constancia ante la humanidad y la historia de nuevos hechos violentos que se perpetúan en el tiempo, esta ves, contra la población civil de nuestro entorno geográfico y social, los hechos son:

·     El Sábado 24 de septiembre de 2016, en horas de la mañana, un grupo de paramilitares fuertemente armados ingresaron a varias viviendas en la vereda la Hoz del Corregimiento de San José de Apartado, allí, procedieron a golpear a tres reconocidos campesinos, los tiraron al suelo, les golpearon a patadas, les amenazaron con arma de fuego y les insultaron gravemente, afirmando que tenían ordenes para asesinar a quien se les diera la gana, obligándoles a guardar silencio. En dicha incursión paramilitar anunciaron que van en búsqueda de varias personas de la región, de los cuales tres son miembros de la Comunidad de Paz, que a esa Comunidad de Paz van a asesinar tres o cuatro personas y que con ello, la gente se dará cuenta quien es el que manda en la región. Con tono desafiante y amenazante después de varias horas continuaron su recorrido con dirección a la Vereda Mulato del Corregimiento de San José, no sin antes anunciar que por arenas bajas subía otro grupo de paramilitares.  

·     El miércoles 28 de septiembre de 2016, hacia las 09:00 horas, en la vereda Arenas Bajas, en el paraje conocido como la maquina, fueron vistos un grupo de paramilitares, los cuales anunciaron que van a tomarse el corregimiento de San José y sus veredas, que tienen luz verde para ello, anunciando que a quien no le guste pues que se largue de la región, después de ello, continuaron su ruta hacia Arenas Altas.

·     En las ultimas semanas se ha tenido conocimiento de que en la vereda Arenas Bajas, en los últimos días se ha visto la presencia de tropas militares que se mueven junto a las tropas y contingentes paramilitares, convirtiéndose así este accionar conjunto como una amenaza para quien se atreva a denunciar, pues se le da el mensaje a las victimas de que si denuncian, dichas denuncian irán a oídos de los paramilitares, pues conviven en el mismo territorio.

A pesar de las amenazas de muerte y anuncios de exterminio que han proferido los paramilitares, brazo criminal del Estado Colombiano, nuestra Comunidad de Paz hoy mas que nunca seguimos con la convicción de no renunciar a esos principios universales al derecho a la vida que nos asiste. No renunciamos a esos principios y derechos universales ni ante los mismos asesinos.

 

Comunidad de Paz de San José de Apartado

Septiembre 30 de 2016

Constancias: