No, no retrocedemos

De nuevo, nuestra Comunidad de Paz acude a la humanidad y la historia, esta vez, para manifestar nuestra máxima expresión de gratitud a todas las personas que desde los diversos lugares del mundo nos han sostenido con su fuerza moral insobornable al cumplir 20 años de comunidad.

Han sido 20 años de dolor, lágrimas y tortuosos momentos que han dejado en pedazos nuestros anhelos y esperanzas. En ese caminar, hemos visto arrancar la vida a muchos de nuestros hermanos y hermanas de nuestra comunidad, con el afán de acabarnos.

Han sido dos décadas de sufrimiento y dolor, donde los peores horrores de la guerra se han manifestado contra nuestro proyecto de vida. Pese a todo ello, hemos resistido pacíficamente y sobre todo creativamente con opciones alternativas creando espacios de vida en medio de la muerte y el horror.

1997 - 2017, 20 años en resistencia

El 23 de marzo nuestra Comunidad de Paz  de San José de Apartadó cumplió 20 años de haberse constituido. A la vez que agradecemos profundamente las significativas muestras de apoyo y solidaridad recibidas, queremos también compartir con el país y con el mundo las preocupaciones que nos deja este aniversario, ya por las nuevas tácticas de  persecución y exterminio que con esta ocasión se revelaron, ya por el contexto en el cual tuvo lugar la conmemoración.

Cinismo sin fronteras...

No para las acciones de terror y la brutal invasión paramilitar con que es sometido nuestros territorios, no solo contra los miembros de nuestra Comunidad de Paz, sino además contra la población civil de nuestro entorno geográfico y social, a quienes no solo obligan participar en sus reuniones, sino además les prohíben denunciar su presencia en la zona y les advierte de las cuotas o impuestos que tendrá que pagar todos los habitantes de las veredas del corregimiento de San José a los paramilitares en los próximos días. Muchos no se atreven a denunciar nada por temor a ser asesinados. Los hechos que dejamos a la humanidad y la historia son:

Viviendo bajo el terror y la zozobra para-militar

''...Jamás dejaremos en el olvido la memoria de todos aquellos y aquellas mujeres y hombres que con sus vidas abonaron nuestro camino de resistencia civil pacifica no armada, y no vacilamos al exigirle a paramilitares  y a  las fuerzas armadas del Estado... respeten nuestros espacios de vida y trabajo comunitario, no los queremos en nuestros territorios, déjenos tranquilos, déjenos vivir en el territorio de nuestros ancestros y abuelos, queremos vivir en la tierra que nos pertenece a nosotros y a nuestros pequeños...''

 

Páginas