2014

Se ensaña la brutalidad humana

Mientras en Urabá se habla de tranquilidad, desarrollo y progreso; los fusiles al asecho no dan tregua.

Nuevamente nuestra Comunidad de Paz se ve en la obligación ética y moral de colocar ante el país, el mundo y la historia  los nuevos hechos de horror para que el olvido no termine siendo cómplice de la brutalidad humana:

Nuevamente los paramilitares al asecho

Hace pocos días conmemorábamos 17 años de  memoria, de vida y de dignidad. Han sido 17 años de suplicas y clamores, constancia tras constancias puestas en conocimiento del Alto Gobierno y sus instituciones, del mismo presidente Juan Manuel Santos, pero no hemos recibido otra cosa mas que un profundo silencio espantoso y aterrador que muestra con evidencia la sordera y ceguera, estrategia de vieja data para ignorar la persecución y exterminio cantado contra nuestro proyecto de vida.

Un nuevo aniversario nos inunda de gratitud

Al cumplir sus 17 años de existencia, nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó  quiere enviar un mensaje de agradecimiento sincero y profundo a todas las comunidades, grupos, organizaciones y personas que desde lejanos países y desde muchas regiones de Colombia nos han acompañado con su solidaridad, con su fuerza moral, su resistencia y su esperanza.

La perspectiva parece ser que la barbarie continúa

La agresión del Estado contra nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó no cesa ni siquiera en los alrededores de las jornadas electorales en que ordinariamente el Estado exhibe imágenes maquilladas de bondad. En nuestro territorio el rostro criminal del Estado continúa exhibiéndose al desnudo. Dejamos constancia ante el país y el mundo de las últimas agresiones:

Páginas