AMENAZAS DE MUERTE Y TERROR

Lamentablemente la celebración de estos diez años de resistencia civil no ha permitido parar las amenazas y las acciones de muerte, exterminio y judicializaciones que se viene orquestando por parte del estado contra la comunidad y el campesinado en la zona. Es por ello que tenemos que dejar constancia nuevamente de varios hechos que tienen en riesgo a miembros de la comunidad:

  • El lunes 9 de abril hacia las 9 a.m. miembros del ejército preguntaron a dos personas cerca de San José por la señora Miryam Tuberquia, el ejército le dijo a estas dos personas que ella vivía en Mulatos que era miembro de la comunidad y que la tenían que coger viva o muerta, que preferían cogerla muerta.
  • El sábado 7 de abril en la mañana se vio a Apolinar Guerra vestido de camuflado andando con el ejército y en la tarde se le vio encapuchado con el ejército diciéndole a varias personas que estaba buscando a tres personas que tenían en una lista con el ejército para judicializarlos. El señor Apolinar en acciones conjuntas con la fuerza pública es responsable de varios crímenes, torturas, y amenazas.

Es indudable que esta situación sigue mostrando acciones claras de exterminio contra miembros de la comunidad por parte de la Fuerza Pública. Pese a todo esto, todos los organismos de control callan y guardan total complacencia, afirmando la impunidad que en estos diez años han construido.

El actuar de Apolinar Guerra, autor de varios crímenes de lesa humanidad con la fuerza pública, es un claro ejemplo de lo que viene para la zona con los anuncios del gobierno frente a redes de informantes que sólo pretenden involucrar de la población civil en el conflicto armado y la total actividad del paramilitarismo. Todos estos hechos se suman a la grave situación que esta padeciendo la región de Urabá con diversos hechos de muerte y terror, los cuales quieren ser ocultados por el Estado, como es la cantidad de asesinatos diarios que vienen haciendo los paramilitares con el apoyo de la fuerza pública en la región y a lo que ellos llaman «limpieza», distorsionando desde los medios de comunicación afirmando que se trata de retaliaciones entre paramilitares y que son solo grupitos emergentes.

Así como hemos dejado constancia de varios hechos contra la comunidad, hemos dejado constancia de la grave situación que vive la región, donde el conflicto armado se ha incrementado y recrudecido queriendo desconocerse y taparse hacia fuera.

Pedimos la solidaridad nacional e internacional para presionar al gobierno y que estos crímenes de Estado que se vienen orquestado no se lleven a cabo.

COMUNIDAD DE PAZ DE SNA JOSE DE APARTADO

Abril 13 de 2007

15 AÑOS DE IMPUNIDAD

Ir arriba