CON LA COMPLICIDAD DEL ESTADO, CONTINUAN LAS MUERTES EN URABA

Siendo testigos de tanta barbarie que promueve y protege el Estado colombiano, tenemos que consignar para la historia nuevos hechos de violencia:

– El día martes 29 de enero varias personas de la comunidad observaron, mientras se transportaban en vehículos de servicio público que cubren la ruta Apartadó-San Josesito, un cuerpo sin vida de un hombre adulto en el sitio ya conocido como Tierra Amarilla. Cerca de él había una motocicleta. Los medios de información han registrado el asesinato y afirman que el nombre de la víctima es John Jairo Muñoz.

Denunciamos este asesinato porque esta persona, aunque no es parte de nuestro proceso, es una nueva víctima del terror que se sigue imponiendo en Urabá. El sitio donde fue asesinado ya es reconocido porque allí hacen presencia los paramilitares, deteniendo los vehículos que por allí transitan y en muchas ocasiones reteniendo a personas por la fuerza, personas que luego han aparecido asesinadas. Tierra Amarilla está a sólo cinco minutos de la fuerte presencia policial que se mantiene en esta entrada de Apartadó. El ejército también hace una fuerte y permanente presencia en esta zona. ¿Entonces cómo es posible que se siga asesinando impunemente en este mismo lugar tantas veces denunciado? La respuesta es evidente: porque se asesina con la complicidad del estado que con su fuerza pública protege al paramilitarismo en todo el país.

Por ello llamamos a la solidaridad nacional e internacional para que se exija al Estado detener el accionar paramilitar y cesar los ataques contra la a población civil.

San Josesito,

enero 30 de 2008

Ir arriba