HA COMENZADO UN DESPLAZAMIENTO EN LA ESPERANZA

No ha pasado una semana del atentado contra Jesús Emilio cuando de nuevo se realizan nuevas  acciones en contra de nuestra comunidad que nos ponen en grave riesgo, en este caso a las familias de la vereda la Esperanza,  los hechos que queremos dejar constancia son:

–          El día 7 de noviembre a las 10 a.m. en la vereda Playa Larga (a  dos horas de Nueva Antioquia),  a 20 minutos donde se encuentran las familias de la comunidad, cincuenta paramilitares con arma larga, insignias en los brazos que dicen autodefensas y vestidos de camuflado detuvieron a Jairo Berrio Arango perteneciente a la comunidad en la vereda la Esperanza y que venía de Nueva Antioquia para la casa. Allí lo cogieron y lo hicieron  desnudar, le colocaron un arma en la cabeza para asesinarlo  llego en esos momentos el papá y les rogo  para que no lo asesinaran, los paramilitares les dijeron que no lo mataban ahora pero que donde lo volvieran a coger lo mataban, que le dijeran de nuevo a la gente de esa h.p. Comunidad de Paz que tenían seis personas para asesinar que lo mejor era que se desplazara toda la gente para no tener que matarla, que estaban cuadrando con el ejército como iban a hacer la cosa y que esperaban que se retiraran bien de la zona para no embarrarla como han hecho otras veces, luego le dijeron a Jairo que se vistiera y que se largaran los dos. Esta situación generó inmediatamente el desplazamiento de cinco familias de la Esperanza no pertenecientes a la comunidad, y colocan en grave riesgo el desplazamiento de las demás familias.

Queremos dejar constancia ante el mundo que el único responsable de esta masacre que se está anunciando y de todas las acciones que se vienen dando es el estado, desde hace semanas venimos dejando constancia de los hechos y no se hace absolutamente nada, los paramilitares han permanecido por meses, años en los mismos lugares junto a la fuerza pública en absoluta complicidad sin que ocurra nada.

Mucha gente  camina con nosotros en diversas partes del mundo, sabemos que su luz por construir un nuevo amanecer nos darán la fuerza en momentos difíciles, creemos y sabemos que la construcción y la defensa de la vida no puede cederle a la muerte ningún espacio, por ello hoy más que nunca estamos más decididos a caminar por las sendas de la construcción diaria de paz desde opciones reales de dignidad y no cederemos a la lógica de los victimarios.

COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADO

Noviembre 8 de 2008

Ir arriba