LA MUERTE SIGUE CAMINANDO POR URABA

En medio de estos momentos donde se revitaliza la esperanza como es la época de navidad, no podemos negar nuestro dolor, impotencia, rabia y miedo ante todos estos hechos que siguen dándose en contra de la población civil de la zona, los hechos a los cuales queremos dejar constancia para que la historia alguna vez juzgue son:

–         El 23 de diciembre hacia las 10 a.m. en Arenas Bajas   se encontraba la señora MARIA MARGARITA GIRALDO USUGA  de 48 años, madre de tres hijos, recogiendo yuca cerca de su casa. El ejército la detuvo y se la llevó, así mismo fue hasta su casa que estaba cerca y entro disparando logrando escapar las dos hijas en medio de los tiros que realizaba el ejército contra la casa, el ejército entró a la vivienda de Margarita y robó dinero, animales y destrozó la casa. El día 24 de diciembre el ejército  reporta a MARGARITA como guerrillera dada de baja en combate. Se evidencia un nuevo asesinato por parte del ejército. MARGARITA estaba en medicina legal de Turbo, su cuerpo tenía signos de tortura, ella ha sido llevada a nuestra comunidad para ser velada y enterrada.

–         El mismo 23 de diciembre a las 11 a.m. en el barrio Mangolo, en la salida de Apartadó hacia San Josesito, salieron dos paramilitares vestidos de civil y con arma corta al vehículo de servicio público, solamente lo miraron y lo dejaron ir, allí permanecieron por espacio de tres   horas realizando reten. El lugar se encuentra a cinco minutos de donde esta un reten de la policía.

–         El 22 de diciembre hacia las 10 a.m. paramilitares amenazaron de muerte la viuda de JUAN JAVIER MANCO, asesinado por el ejército el 14 de diciembre, le dijeron que tenía que guardar silencio o la mataban, que   tenía que irse de la zona.

–         El 20 de diciembre hacia las 10 a.m. miembros del ejercito ubicado en San José volvieron a realizar amenazas delante de varia gente, diciendo que tenían ya prepara una acción contra la comunidad para poderla acabar.

Estos hechos evidencian el exterminio al que se nos  está sometiendo en la zona, el paramilitarismo  reina totalmente con el apoyo de la fuerza pública, son ya tres asesinatos en menos de diez días por parte del ejército y los paramilitares, queremos en estos momentos de celebración de la vida en todo el mundo llamar a la solidaridad para exigirle al Estado que cese este barbarie contra la comunidad y contra la población civil de la zona.

Agradecemos nuevamente por el apoyo nacional e internacional en todos estos momentos difíciles y que nos permiten caminar en medio de esta crueldad y eliminación de la vida.

COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADO

Diciembre 25 de 2007

Ir arriba