LOS PARAS PREPARAN UNA NUEVA MASACRE

Nuevamente en este año de 2007 queremos seguir manteniendo la memoria para que algún día todas estas acciones de terror sean juzgadas por la  humanidad, por ello queremos dejar constancia de los siguientes hechos:

– El día 3 de enero en el casco urbano de San José, en presencia de la policía, fueron violentados y arrancados los sellos que protegían la propiedad de la Bodega Comunitaria y el Centro de Formación. Dichos sellos fueron colocados por Defensoría del Pueblo y la Procuraduría después de nuestro desplazamiento forzado de San José, precisamente para proteger estos lugares del saqueo y la destrucción de que podrían ser objeto.


– El día 13 y 14 de enero a las 5 p.m. de 2007 un hombre de civil con una pistola en la mano estuvo frente a la comunidad de San Josesito por espacio de media hora. Más tarde se le vio bajando con la policía hacia Apartadó. Al día siguiente la policía decía que tenían personas entre los paras para hacer cacería a personas de la comunidad de paz

– El día 15 de enero una persona que vive en Apartadó y que es cercana a la comunidad fue abordada por varios paramilitares quienes les indagaron sobre la comunidad, líderes y acompañantes, diciéndole que estaban preparando un grupo especial para dar un golpe contundente a la comunidad.

– El día 17 de enero a las 5.30 p.m. el mismo hombre de civil que estuvo los días anteriores se mantuvo escondido durante una hora frente a San Josesito armado de una pistola.


Las amenazas y las acciones de amedrentamiento contra nuestra comunidad siguen nuevamente. Se evidencia nuevamente el accionar del paramilitarismo que actúa junto con la fuerza pública en su intento por destruirnos. Mientras tanto, se calla el accionar paramilitar en Urabá y todos los proyectos de exterminio contra las comunidades.

Creemos que estas amenazas no pueden pasar inadvertidas especialmente cuando en menos de 14 días los paramilitares han asesinado más de 34 personas entre Apartadó y Turbo. Vivimos el terror en una atmósfera negra que llaman paz.


Nuevamente agradecemos la solidaridad nacional e internacional a nuestro proceso y pedimos que se exija al Estado colombiano respeto por nuestro proceso.

COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADO
Enero 18 DE 2007

Ir arriba