NUEVA DETENCION ARBITRARIA Y NUEVAS AMENAZAS

Queremos dejar constancia de nuevos hechos que demuestran con claridad la persecución contra la comunidad por parte de la fuerza pública, así como el accionar paramilitar que se vive en la región de Urabá.

– El  jueves 20 de abril en horas de la tarde viajó de San Josesito a Dabeiba el integrante de la Comunidad Braider Usuga, quien había sido delegado para ir  donde su familia a Dabeiba y conseguir una semilla destinada a los retornos que la comunidad prepara para las veredas la Esperanza y Mulatos.

Se encontraba en el hotel Cactus para salir el viernes temprano hacia donde su familia en la parte rural ubicada mas allá de Puente Nuevo. Hacia las 10 p.m. del jueves 20 estando en el restaurante del hotel fue señalado por un hombre de civil  a la policía de Dabeiba.

La policía le allana la habitación donde se encontraba revolcándole todo, le encuentran la sentencia de la Corte Constitucional sobre el no empadronamiento le preguntan que de donde es, al contestar Braider que es de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó comienzan a insultarlo diciéndole que es un guerrillero, que esa comunidad h. p. es una comunidad guerrillera, luego es conducido a la estación de policía de Dabeiba.

En la Estación Braider pide comunicarse con el defensor de Apartadó y le dicen que no porque ese defensor es un defensor de la guerrilla, luego comienzan a insultarlo que lo van a matar, que lo van a desaparecer, comienzan a preguntarle por gente de la zona y mostrarle fotografías, así como por gente internacional y gente de la comunidad diciéndole que tarde o temprano acabarían con esa comunidad h.p. guerrillera,  y que le había tocado primero  a él.

Cada vez que Braider explicaba  a la policía sobre lo que hacia la comunidad y lo que hacía él dentro de ella lo insultaban y lo amenazaban. Pidió poder comunicarse con la comunidad o con alguien para plantear de su detención, sin embargo le decían que estaba incomunicado. La policía le dice el viernes 21 a las 7 p.m. que lo van a entregar al ejército que si llegan a encontrarle algo sobre su pasado se moría.

A las 7 p.m. del viernes 21 lo entregan amarrado al ejército quien lo lleva hacia fuera de Dabeiba, allí de nuevo le preguntan sobre la comunidad y sobre lo que él hace. El sábado lo llama el comandante y le dice que lo van a soltar pero que no lo mandan solo porque  lo pistolean en Dabeiba, además que le van a tomar unos exámenes médicos para hacer una acta de que fue tratado bien, él dice que no quiere ningún examen ni firmar nada, sin embargo es llevado al hospital de Dabeiba le hacen exámenes y lo dejan libre con un acta de buen trato que no firma Braider.

Se evidencia la persecución contra la comunidad por parte de la fuerza pública y la búsqueda de exterminarnos, ser miembro de la comunidad es causal de detención,  de ser asesinado o desaparecido a manos de la fuerza pública, se desenmascara por si solo el gobierno cuando plantea que ha dado ordenes de respeto a la comunidad, eso es totalmente falso y en la realidad lo que se ve es una persecución total. Pese a las amenazas nuestro compañero siempre se mantuvo en nuestros principios y pese a ser detenido e incomunicado arbitrariamente, a las amenazas de ser desaparecido y asesinado sigue firme en los principios de no a la guerra, a no ser involucrados con ningún actor armado y construir un espacio de vida donde la solidaridad sea la que nos conduzca por ese camino, tal como no lo han enseñado las 170 víctimas de nuestra comunidad. En medio de este ataque seguimos sembrando vida por ello grupos de la comunidad siguen trabajando  en las veredas la Esperanza, Mulatos y las Nieves con el ánimo de poder hacer próximamente retornos a estas veredas. Agradecemos el apoyo nacional e internacional, éste es el que nos da fuerza para seguir pese a las infamias que contra nosotros se cometen.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Abril 25 de 2006

Ir arriba