PERSECUCION Y EXTERMINIO: PLAN ‘CANTADO’ DEL GOBIERNO CONTRA NOSOTROS

Hemos venido dejando constancias de los diversos atropellos y atentados contra nuestra Comunidad de Paz, que en los últimos meses se han convertido en una cierta obsesión por exterminarnos definitivamente, si se toman en cuenta los numerosos mensajes que las patrullas militares y paramilitares que recorren la zona nos envían permanentemente y los esfuerzos que se hacen en la Brigada XVII por chantajear a pobladores e incluso a miembros de nuestra misma Comunidad para que colaboren en nuestra destrucción y se ganen por ello jugosas recompensas monetarias.

En nuestros anteriores comunicados denunciamos el hostigamiento de que viene siendo víctima nuestro compañero REINALDO AREIZA, quien fue miembro de nuestro Consejo Interno en años pasados, ahora acosado de manera insistente por el Coronel GERMÁN ROJAS DÍAZ, Comandante del Batallón Voltígeros, quien le ha anunciado que si no colabora en la destrucción definitiva de la Comunidad de Paz, será judicializado como “financista del Frente 58 de las FARC” y como “traficante de droga”, para lo cual ya ha conseguido “testigos”, como lo ha venido haciendo la Brigada desde hace décadas,  remunerando delincuentes para lograr sus objetivos criminales. Desde que Reinaldo y la Comunidad pusieron este chantaje en conocimiento de muchas autoridades y de la comunidad internacional, miembros del Ejército y paramilitares buscan a Reinaldo desesperadamente por la zona y le han manifestado su enorme enojo por haber denunciado el chantaje. No se trata de tácticas nuevas ni aisladas del Ejército: en estos mismos días, los militares acantonados en zona rural de Dabeiba vienen acosando a una joven campesina, anunciándole que si se niega a acostarse con ellos la van a judicializar como “guerrillera” o “miliciana”. También en 2003 chantajearon de igual manera a otro joven de nuestra Comunidad, diciéndole que si no declaraba en la Fiscalía que todos los líderes de la Comunidad de Paz eran guerrilleros, lo iban a judicializar a él como “miliciano”, para lo cual le mostraron una “lista” elaborada por ellos mismos y le aseguraron que ya tenían “testigos” para acusarlo. Numerosos casos similares hemos denunciado sin que las autoridades hagan algo para sancionar a quienes así proceden. Hasta donde sabemos, el Coronel Rojas continúa en su puesto, y aún más, se sabe que está preparando un montaje de mayores proporciones contra la Comunidad de Paz, aprovechándose de la desmovilización de alias “Samir”, comandante de una compañía de las FARC, a quien han mantenido más de tres meses ilegalmente en la Brigada “negociando” beneficios jurídicos a cambio de “contribuciones” para destruir la Comunidad de Paz.

*  El martes 17 de febrero de 2009, hacia las 3 p.m., cuatro paramilitares que se presentaron como “Águilas Negras” y que venían de Nuevo Antioquia, vestidos de civil y con armas cortas, hicieron presencia en la vereda Naín, en las viviendas de dos familias de nuestra Comunidad de Paz. Allí estuvieron preguntando por los lugares de la comunidad y sobre cómo se mueven los líderes. Afirmaron que necesitan exterminar la comunidad como sea y conminaron a dichas familias a retirarse de la comunidad. Al no recibir respuestas de las familias amenazadas, se mostraron furiosos y se alejaron reconfirmando que acabarán con nuestra comunidad a toda costa.

* El domingo 22 de febrero de 2009, en la vereda Mulatos – Cabecera, hacia las 7 p.m. hombres armados preguntaron por un acompañante de nuestra Comunidad de Paz, insistiendo en que se les dijera dónde estaba, cómo se movilizaba y cuáles eran sus movimientos en esos días. El lunes 23 de febrero, en el filo conocido como Chontalito, varios hombres armados abordaron a los diversos grupos de personas que regresaban de las ceremonias de aniversario de la masacre del 21 de febrero de 2005 en las veredas Mulatos y La Resbalosa, haciendo las mismas preguntas sobre el acompañante de nuestra Comunidad. Muy cerca de la zona por donde se movilizaban dichos hombres armados, había patrullas del Ejército.

* El lunes 23 de febrero de 2009, hacia las 8 :30 a.m., en la vereda la Resbalosa fue detenido en su propia casa, por espacio de una hora, un miembro de nuestra Comunidad de Paz e integrante de nuestro Consejo Interno. Los militares le decían que él era un guerrillero, como lo eran los integrantes de esa h.p. comunidad de paz, la cual tenía que ser exterminada. Los miembros del Ejército que ocuparon su finca le dañaron los sembrados de caña y fríjol que tenía.

* El martes 24 de febrero de 2009, hacia las 10 a.m., en la vereda las Nieves fue detenido ilegal y arbitrariamente por el Ejército un miembro de nuestra comunidad que se dirigía de la vereda la Esperanza a la vereda La Unión. El Ejército le preguntó por Reinaldo Areiza, a lo cual él respondió que no sabía dónde estaba. Ellos le dijeron que Reinaldo ya se había ganado la muerte; que le iba a ocurrir lo que le ocurrió a Arturo David, pues se había puesto a “abrir la boca” cuando se le había dado la oportunidad de vivir bien[1]. El miembro de nuestra Comunidad les respondió que se trataba de casos distintos, pues Arturo David, quien había pertenecido a nuestra Comunidad y se había retirado, había muerto en un combate, mientras que Reinaldo era un campesino que nada tenía que ver con grupos armados. Los militares le contestaron que en la zona  todos los campesinos son guerrilleros y que así Reinaldo sea campesino, ya se ganó la muerte con ellos. Más tarde lo dejaron seguir su camino.

Nuevamente solicitamos a quienes siempre han sido solidarios con nuestra Comunidad de Paz exigir al Gobierno colombiano cesar tan cruel persecución y renunciar al plan criminal de exterminarnos.

Por nuestra parte continuamos firmes en nuestros principios y convencidos de que no debe imperar la estrategia del terror que el actual Gobierno ha impuesto. Nos anima siempre saber que los amantes de la Vida y de la Dignidad nos acompañan en nuestra lucha y están a nuestro lado para enfrentar planes tan criminales.

COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSÉ DE APARTADÓ

Marzo 3 de 2009


Ir arriba