-Tropas asesinas que encubren y sobornan – -Coroneles que mienten y calumnian sin medida-

No cesan las agresiones ni las calumnias y tampoco cesa nuestro progresivo asombro por la perversidad cada vez más desembozada de los agentes del Estado. Nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó se ve en la obligación de poner nuevos hechos criminales en conocimiento del país y del mundo:

La Fuerza Pública sigue delinquiendo en San José de Apartadó

De nuevo nuestros territorios son convertidos en campos de batalla y las balas siguen penetrando en cuerpos de civiles ajenos a la guerra. Una vez más colocamos ante el país y el mundo los nuevos hechos de horror que ponen en evidencia la perversidad de un Estado que pisotea su propia Constitución y le niega el más mínimo respeto a la ley. Los hechos recientes son:

Urgente: fuerza publica atropella nuestra Comunidad de Paz

´´,,, es de cínicos, acusar a tal nivel a quien ha acompañado y sufrido en carne propia el dolor de miles de victimas de la violencia en las ultimas décadas, simplemente porque ha entregado su voluntad al acompañarnos en nuestro dolor, sufrimiento, enterrando muertos fustigados de un lado y del otro, y de nuestros hermanos en la  comunidad que han caído por las balas de bestias asesinas, sometida a la miseria, marginada y sufrida por el flagelo de la violencia de los gobiernos de turno,,, ``

 

Guerra disfrazada de progreso

Hace tan solo unos dias que deciamos: Nuevamente nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó deja constancia ante el país y el mundo de los hechos que afectan nuestra vida y nuestros derechos fundamentales, así como los de la población campesina de nuestro entorno, hechos silenciados o profundamente tergiversados por el discurso oficial y por los grandes medios de desinformación:

Desarrollo y progreso: sofismas de la guerra en Urabá

¡¡¡...nuestra comunidad se mantiene firme en sus convicciones ética y moral por la vida, y de no ceder ni un centímetro ante los violentos...¡¡¡

 

Nuevamente nuestra Comunidad de Paz, deja constancia ante el país y el mundo, de las atrocidades a la que se le es sometida nuestra comunidad y la población civil de nuestro entorno, paralelo al discurso oficial que, en tono desafiante y humillante hablan de una realidad que no conocemos, muy distinta a la que vivimos diariamente.

Tras 18 años de resistencia, nuestra Comunidad de Paz llega a una simbólica mayoría de edad en medio de una persecución persistente

El 23 de marzo nuestra Comunidad de Paz rodeada de muchas personas y organizaciones sociales nacionales e internacionales, diplomáticos y personalidades conmemoro 18 años de vida, de memoria y de resistencia pacifica desde acciones alternativas no violentas; son años de lucha sembrando alternativas pacificas donde la muerte sin dar tregua ha arrasado con la vida a través de los mas perversos métodos.

Páginas