SIGUEN LAS AMENTAZAS Y EL DESCARO DE LA MENTIRA

La Comunidad de Paz de San José de Apartado quiere dejar constancia de nuevos ataques y mentiras que en forma descarada viene maquinando el Estado contra la comunidad; los hechos que ponemos a consideración son los siguientes:

           El  22 de julio hacia las 6 p.m. un paramilitar se acercó a tres jóvenes de la comunidad en el Terminal de transportes y comenzó a preguntar por Blanca Torres miembro de nuestra comunidad; el hombre les dijo a los jóvenes que necesitaban a Blanca, que si no bajaba, se atenía a las consecuencias.

–          El 19 de Julio el embajador del Gobierno Colombiano ante Italia y anterior Fiscal general Luís Camilo Osorio dirigió una carta a la red de solidaridad de Italia que en uno de sus apartes dice: «Valoramos el homenaje que rinde la comunidad italiana a nuestros conciudadanos brutalmente asesinados. La oportunidad que buscaba Luís Eduardo Guerra de hacer parte del programa nacional de desmovilización y reinserción para rehacer su vida y participar democráticamente, se vio impedido por los asesinos, que esperamos sean rápidamente identificados y juzgados».

–          En los últimos días medios de comunicación y funcionarios del gobierno vienen planteando que el señor Arturo David hace parte de nuestra comunidad y que él es buscado por pertenecer a la guerrilla, así mismo medios de comunicación han dicho que está involucrado en la masacre del 21 de febrero.

 La persecución contra Blanca Torres hace parte de un cúmulo de acciones que últimamente se vienen haciendo contra miembros y acompañantes de la comunidad, se evidencia claramente el accionar conjunto del paramilitarismo y la fuerza publica que viene amenazándonos y realizando acciones en contra de nosotros.

 La carta del embajador Luís camilo Osorio es realmente un atropello contra nuestra dignidad, hablar de esta forma de Luís Eduardo no tiene perdón y evidencia la complicidad del señor Osorio en este crimen ya que siendo fiscal general, en el momento de la masacre, se muestra que solo tendió un manto de impunidad para favorecer al ejército en este atroz crimen. Su desfachatez no tiene límites, tratar de mostrar a Luís Eduardo como un guerrillero que buscaba reinserción solo cabe en la mente malévola de un fiscal que en su periodo solo llevó a que el paramilitarismo junto con la fuerza pública realizaran acciones con total tranquilidad. Preguntamos por qué el señor Osorio en vez de mentir tan cínicamente contra nuestra comunidad, contra la memoria de Luís Eduardo, no muestra los avances que realizó como fiscal general, a cuántos militares y paramilitares juzgó por los mas de 300 violaciones de derechos humanos que el mismo Luís Eduardo entregó a su despacho, por qué no explica la total impunidad en todos los casos de crimen de lesa humanidad contra nosotros y que favoreció a dichos victimarios al dejar todo archivado. Sabemos que la humanidad no dejará tranquila a una persona que se atreve a desvirtuar la realidad de esta forma y que trata de empañar la memoria de uno de nuestros líderes que no ahorro esfuerzos para luchar por el respeto a la población civil.

Frente a lo de Arturo David es para nosotros importante decir la realidad de los hechos y no la forma desvirtuada en que se presentan los acontecimientos. El señor Arturo David pertenecía a nuestra comunidad hasta enero de 2004. En asamblea realizada el 11 de enero de 2004 y que quedó como constancia en el acta registrada, y que compartimos en el mes de febrero públicamente, el señor Arturo David decidió libremente ante la asamblea retirarse de la comunidad, sus argumentos fueron que frente a las amenazas y persecución que había recibido desde el 10 de diciembre por el señor Wilmar Durango (paramilitar que trabajo con el ejército y que ellos mismos asesinaron) y ante todo el accionar de muerte contra la comunidad él no veía viable que se respetara a la comunidad y por ello se salía.

El padre Javier Giraldo en varios derechos de petición dejó constancia al Estado de las continuas amenazas y persecuciones de que fue objeto Arturo David cuando pertenencia a la comunidad, las cuales se transmitieron a la Corte Interamericana. El señor Arturo David lo vimos estar en San José departiendo con la policía varios días después de salir la comunidad de San José en el mes de abril de 2005. No tenemos claridad de sus opciones actualmente. Sin embargo, si lo que dicen el ejército y la fiscalía es cierto y ahora él pertenece a la guerrilla, deberían mirar por qué el señor Arturo David ha terminando allí, pues se evidenciaría que ha sido fruto de la persecución a la que fue sometido y que se debió sentir desilusionado que no se respeten las opciones de paz que asumen muchos campesinos como nosotros.

Sabemos que la solidaridad nacional e internacional ante estos hechos no se hará esperar y que tantas infamias, mentiras y distorsiones de la realidad no las dejaran pasar y que entre todos   buscaran que la historia y la humanidad juzgue tantas acciones de terror y muerte contra nuestra comunidad.

COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADO

Julio 28 de 2006

Ir arriba