Una Navidad enlutada. Declaración de la Comunidad de Paz sobre el asesinato de Huber Velásquez

Como Comunidad de Paz de San José de Apartadó hacemos presencia en este sitio donde el pasado viernes 17 de diciembre fue asesinado, por las estructuras armadas que dominan nuestra región, el líder social y veedor ciudadano HUBER VELASQUEZ. Nuestra presencia aquí es una expresión de protesta y condena a las estructuras criminales que ejercen el poder nacional, amparadas por una absoluta impunidad.

Nuestra Comunidad ha sido víctima de esta misma estrategia de persecución y exterminio desde su inicio, hace 25 años, y hemos tenido que sepultar adoloridos a varios centenares de nuestros integrantes y colaboradores y esperar en vano que al menos la justicia se pronunciara y detuviera ese baño de sangre. Todas nuestras esperanzas quedaron frustradas y por ello tuvimos que llegar a una ruptura radical con la administración de justicia, al no ser escuchados por las altas cortes a las cuales les suplicamos que examinaran los aterradores niveles de corrupción que afectaron siempre a la justicia en esta región.

El Crimen que segó la vida de Huber Velásquez ocurre en un contexto en que los niveles de exterminio de los movimientos sociales de base han alcanzado una intensidad comprobada y censurada por toda la comunidad internacional. El mismo Acuerdo de Paz, firmado en 2016 dio comienzo a una intensificación de asesinatos de líderes y lideresas sociales que rara vez se había vivido, sumado a la eliminación de varios centenares de excombatientes que habían firmado los acuerdos y se habían integrado a procesos de desmovilización. La represión a la protesta social que estallo a partir del mes de abril de este año, no solo incremento los crímenes de ejecuciones, desapariciones, torturas y privaciones arbitrarias de la libertad, sino que utilizo niveles de crueldad aterradores, dejando numerosas víctimas mutiladas y traumatizadas y familias destruidas.

Toda esta situación ha ido consolidando un estado de temor y terror en la sociedad colombiana, intensificado mediante proyectos de ley que coartan cada vez más la protesta social e incentivan la tergiversación de la información a través de medios sometidos desde hace muchas décadas a altos niveles de manipulación. Nuestra Comunidad de Paz ha luchado por muchos medios contra el silenciamiento de la verdad.

La memoria de todos aquellos que tuvieron el valor de defender principios de justicia y de solidaridad en medio de contextos de aterradora represión, es algo que ha sostenido nuestra motivación para mantener nuestra lucha por la verdad y la justicia.

Tanto Huber como su hermano Iván, quien fue masacrado en este mismo sitio el 2 de enero de 2002, sin ser integrantes formales de nuestra Comunidad de Paz, mantuvieron relaciones amistosas con nosotros y apoyaron nuestro proyecto de vida. Nuestra Comunidad quiere rendirle un sentido homenaje a su memoria y sentar una enérgica protesta ante el país y el mundo por su vil asesinato. Ya las instituciones oficiales han iniciado el rutinario camino de inventar versiones manipuladas sobre el crimen y las estructuras de justicia han iniciado ya el camino trillado que conduce a la ineludible impunidad. Mediante este acto de presencia nos unimos a todos aquellos que no transigen con el crimen y que no censan de exigir justicia y verdad.

Comunidad de Paz San José de Apartadó

diciembre 23 de 2021