CONTINUA EL ACCIONAR Y DESCARO DE FUERZA PUBLICA Y PARAMILITARES

 Nuevamente la Comunidad de Paz de San José de Apartadó quiere dejar constancia de nuevas acciones en contra de nuestro proceso y que evidencian el constante asedio contra nosotros:

–         El viernes 21 de octubre a las 10 a.m. dos hombres en una moto vestidos de civil interceptaron en Apartadó (al frente del centro médico del seguro social) el vehículo de servicio público que venia de San José y en el cual bajaban dos miembros de la comunidad, los dos hombres de civil con arma corta comenzaron a insultar a los miembros de la comunidad y amenazarlos, los miembros de la comunidad les exigieron que se presentaran y dijeron que eran de la policía, los dos miembros de la comunidad les pedían que mostraran identificación y los dos hombres de civil les contestaron que ellos hacían lo que se les daba la gana, que este era el gobierno de ellos y nadie tenia porque joderlos. Al frente del vehículo estaba una patrulla de la policía con dos policías quienes se reían al mirar el carro y los insultos de los dos hombres de civil, después de ello dejaron seguir el vehículo.

–         El lunes 17 de octubre a las 2 p.m. subieron paramilitares en 20 motos a San José, en cada moto iban dos paramilitares, los cuales iban armados, en San José hicieron fiesta en la casa que se ha apoderado el paramilitar conocido como Lalo (él fue uno de los asesinos de la masacre el 4 de abril de 1999 donde asesinaron a cuatro personas entre ellas Aníbal Jiménez, así mismo estaba en los retenes paramilitares-militares del 2002 donde asesinaron mas de 15 personas de la comunidad). La policía ni los requiso por el contrario converso tranquilamente con ellos y estuvo alrededor de ellos. Los paramilitares estuvieron hasta las 6 p.m. y bajaron en las motos nuevamente con sus armas, sin ser ni siquiera requisados.

–         El 13 de octubre en las horas de la mañana miembros del ejército estuvieron en la pequeña finca de Blanca Torres a dos minutos de San José, allí tumbaron los árboles de cacao, dañaron las cosechas de maíz que tenía, las matas de plátano, acabaron con todos los sembrados.

Es claro la relación del paramilitarismo y la fuerza pública, se sigue evidenciando que la policía en San José fue puesta de protección al paramilitarismo y favorecer el exterminio de la comunidad, este paramilitar Lalo vive allí a la protección de ellos después de los asesinatos que ha cometido, así mismo los paramilitares caminan armados a sus anchas por San José, y lo peor nos siguen amenazando de muerte como es el caso de estos dos hombres de civil en Apartadó. Sabemos que estamos totalmente al accionar indiscriminado de un Estado, pero pedimos la solidaridad para exigirle al Estado que dicho descaro de fuerza pública-paras, las amenazas, el amedrentamiento y el exterminio a nuestra comunidad cesen. Agradecemos por toda la solidaridad nacional e internacional y sabemos que comparten con nosotros nuestro caminar y nuestros principios.

COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADO

Octubre 21 de 2005

Ir arriba