INVITACION A COMPARTIR LA VERDAD DE LAS VICTIMAS CON RESPECTO A LA MASACRE REALIZADA POR EL EJERCITO EL 21 DE FEBRERO DE 2005

Hace más de 16 meses que Luis Eduardo, Bellanira, Deiner, Alfonso, Santiago, Alejandro, Natalia y Sandra Milena fueron asesinados en forma bestial por parte del ejército. Después de dicha masacre el Estado, principalmente el gobierno, ha utilizado todos los medios para encubrir este crimen de lesa humanidad. Desde el primer momento, el victimario quiso desvirtuar la verdad y para ello ha utilizado todas las artimañas   sucias a las que han podido acudir.

Desde ese instante sabíamos que esta masacre quedaría en la impunidad junto con los demás casos de asesinatos de miembros de nuestra comunidad y del campesinado en la zona. También sabíamos que el Estado pretendería tapar el horros desviando la investigación, por ello manteníamos nuestra decisión firme de no dar declaraciones a los organismos de control quienes han sido cómplices y han actuado también en este accionar de muerte contra la comunidad manteniendo la impunidad.

Veíamos que el gobierno había roto la concertación de las medidas provisionales de la Corte Interamericana y que para las víctimas, para la historia era importante tener una versión de lo que había sucedido en la masacre pero que no fuera sólo contada por las víctimas, de ahí que nos dimos a la tarea de pedir una comisión internacional que hiciera un informe sobre la masacre, ésta finalmente se llevó a cabo y allí estuvieron dos magistrados de España: Juan José Romeo Laguna y Luís Fernando Martínez Zapater, nombrados por MEDEL. Ellos lograron hablar con los testigos, con el gobierno, con los organismos de control, la fiscalía, la procuraduría, para finalmente poder hacer un informe sobre la masacre, este ha sido ya terminado y queremos compartirlo porque creemos que es una forma de mantener a la historia la verdad de las víctimas y poder mantener viva la esperanza de que algún día se hará justicia.

Este informe sale paralelo con las declaraciones que hacen el gobierno y los medios de comunicación citando a la fiscalía en donde se dice que la masacre fue realizada por las FARC, nos han preguntado si no es extraño todos estos comentarios de la Fiscalía de la Fuerza Pública o de la Justicia Penal Militar que absolvió a los militares de esta masacre. Hemos contestado que no, nos extraña, ya lo sabíamos desde el primer momento en que conocíamos de la masacre realizada por el ejército como se sembraría un manto de impunidad y se mantendría la infamia de la mentira y la calumnia. Todo esto por el contrario nos da la razón de lo que hemos planteado durante tantos años, creemos que queda ante el mundo la evidencia de la total impunidad y el descaro con que se ha hecho este terrorismo de Estado contra la comunidad. Nos justifica a mantenernos en nuestros principios de dignidad, creemos que por el contrario que estas declaraciones del gobierno y los medios citando a la fuerza pública y a la fiscalía evidencian el por qué no confiar en ellas, toda la tergiversación que hacen de la verdad y como solo legalizan la verdad de los victimarios.

Seguimos creyendo que algún día la humanidad hará justicia, que estos asesinos no quedarán sin castigo, la historia y la humanidad algún día los llamará a rendir cuentas y allí también caerán aquellos que han extendido el manto de impunidad y han tergiversado la verdad de los hechos.

Este informe es un aporte a poder mantener esa verdad histórica que mostrará la dignidad de las comunidades por no ceder a la muerte y a la injusticia.

Por ello invitamos a todos los que creemos en otro mundo y en una verdadera justicia a    compartir este informe el cual lo pueden encontrar en nuestra página www.cdpsanjose.org

La infamia de la mentira y de la impunidad no nos amedrentará para seguir construyendo todo lo que nos han dejado nuestros líderes y miembros de la comunidad asesinados, ellos siguen vivos dándonos luces en la resistencia civil.

Invitamos a poder hacer charlas con el informe y a difundir la verdad de las víctimas en contravía a la verdad   de los victimarios, de igual forma estaremos haciendo un encuentro en  la primera semana de Julio para compartir el informe.

Agradecemos mucho la labor de MEDEL de los magistrados, su trabajo perpetuará la verdad de las víctimas y dará luces para búsquedas de justicia ya que en nuestro país se consolida la absoluta impunidad.

No podemos dejar de agregar y denunciar solicitando la solidaridad nacional e internacional ante la persecución de que estamos siendo ante los medios de comunicación según ellos desde versiones de la Fiscalía y el Gobierno tergiversando la verdad y colocando en grave riesgo nuestras vidas,   es evidente que con toda esta desinformación se pretende  realizar acciones de muerte y persecución contra la comunidad, se miente para mostrar una realidad inexistente, pero si se oculta la realidad de los hechos por ejemplo se olvida de informar las amenazas que se están dando contra líderes como Rodrigo, Gildardo, Wilson y acompañantes de la comunidad, así mismo los bombardeos indiscriminados contra población civil, por el contrario no se dice la verdad por ejemplo se coloca en los medios al señor Arturo como líder de la comunidad cuando públicamente en enero de 2004 se hizo conocer que el no pertenecía a la comunidad y hasta en reuniones con el estado se les hizo   saber esto,  así como cuando estuvo en la comunidad fue víctima de persecuciones y amenazas que la Corporación Jurídica Libertad hizo llegar muy oportunamente y en un trabajo serio y transparente ala Corte Interamericana.

Sabemos que son tiempos del terror, son tiempos de muerte los que nos rodean, la búsqueda por acabarnos se hace mas fuerte y contundente, sin embargo nos resistimos a ello, creemos que no se puede negar ala humanidad las posibilidades de procesos alternativos basados en la no violencia, en la solidaridad y el trabajo comunitario, creemos y trabajamos diariamente para que sean otros tiempos a pesar del costo tan alto que ha dado la comunidad en esta búsqueda.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

 Junio 23 de 2006

«Vale la pena vivir y hacer todos los esfuerzos posibles si se trata de construir un mundo distinto» (Palabras de Luís Eduardo Guerra el 24 de diciembre de 2004 inaugurando el referendo que realizó la comunidad frente a la imposición del Gobierno de instalar un puesto de policía en nuestra comunidad. 989 personas adultas votaron afirmando el derecho de la población civil de no estar con ningún actor armado. Se contaron dos votos en contra)

Ir arriba