NUEVAS PERSECUCIONES Y AMENAZAS

La Comunidad de Paz de San José de Apartadó quiere nuevamente dejar constancia de los siguientes hechos:

 –         El día 2  de octubre de 2005 a las 12:30 p.m. en la cancha de la vereda la Victoria entró el ejército con el señor William Montoya (el 25 de mayo fue presentado en el congreso como reinsertado acusando de guerrilleros a miembros de la comunidad, al padre Javier Giraldo y Gloria Cuartas) y se llevaron al joven RUBIEL ANTONIO VASCO (quien ya había sido amenazado por la policía el 6 de septiembre). El ejército lo amenazó con matarlo si no se entregaba al plan de reinserción; le acusaron de ser guerrillero, que tenía que entregar comandantes, y que él era culpable de los asesinatos que se estaban dando en la zona. Luego de seguir insultándolo lo soltaron hacia las 6 p.m. y lo amenazaron de que si llegaba a decir algo lo matarían, el que mas lo amenazaba era el señor William Montoya. Rubiel Antonio Vasco teme por su vida ante las múltiples amenazas de muerte realizadas por el ejército.

–         El 1 de octubre aparecieron escritas en varias piedras de la vereda la Linda avisos que decían que ya vienen los paramilitares, los mochacabezas y que de nuevo van a acabar con todos, el ejército en la tarde del 30 de septiembre se encontraba en dicho lugar, ya en la mañana siguiente no se encontraba allí.

–         El 1 de octubre por los medios locales se informaba que existían amenazas contra San José y que la guerrilla había mandado desalojar el caserío, así mismo funcionarios de la Alcaldía decían que se venía avanzando entre la fuerza pública y la gente de San Josesito. Los medios no mostraban que ya desde hace varios meses se han venido dando enfrentamientos en San José, asesinatos como lo hemos dejado en constancia, amenazas, detenciones arbitrarias por parte de los actores armados (Fuerza Publica-paramilitares y guerrilla), constatando que la situación sigue grave. Así mismo se sigue mintiendo cuando se plantea que la comunidad avanza positivamente con la Fuerza Publica, por el contrario esta nos sigue amenazando y atropellando.

–         El 28 de septiembre hacia las 10 a.m. miembros de la policía y el ejército amenazaron a miembros de la comunidad cuando pasaban por San José diciéndoles que iban a tener que matar a dos de la comunidad y rápido, después les dijeron que decían esto por molestar que no fueran a denunciar esto.

–         El 15 de septiembre a las 10 a.m. el ejército detuvo, en el sitio llamado el Guayabero, al joven SAMUEL MORA de 13 años de edad y PEDRO GUISAO. Ambos regresaban del trabajo cuando el ejército los amarró y les colocó las camisas de ellos en la cabeza, los llevaron a la escuela de Mulatos. Hacia las 6 p.m. llego otra tropa del ejército con un guerrillero y una guerrillera muerta, les soltaron las manos y con dichos lazos les hicieron amarrar a los guerrilleros a unas bestias, allí en la tropa estaba Apolinar Guerra, William Montoya y un exguerrillero de alias Guachipin, ellos comenzaron a insultarlo y amenazarlo con que lo iban a matar, Apolinar comenzó a insultarlo porque lo había denunciado de haberlo golpeado (esto sucedió el 10 de julio) y que por eso se iba a arrepentir. Los bajaron hacia San José y todo el tiempo los insultaban y los amenazaban que los iban a matar, cuando ya llegaban a San José Apolinar le dijo que ahora si le había llegado la hora y en ese momento salió corriendo Samuel Mora. Pedro Guisao fue llevado a la Brigada y dejado en libertad el lunes 17.

 Se siguen manteniendo las agresiones por parte de la Fuerza Publica contra la comunidad y contra los habitantes de la zona, es evidente y contundente la farsa de la reinserción, y todos los montajes que con ello se hace, de igual forma todo esto sigue quedando sin castigo demostrando el reino de impunidad que se ha decretado en nuestro país, continúan las amenazas de masacre y exterminio al igual que se hacia en la masacre del 21 de febrero donde se asesinó a LUIS EDUARDO GUERRA Y ALFONSO BOLIVAR, con sus familias. Pese a toda esta agresión seguimos con la firmeza de mantenernos en nuestros principios de neutralidad con cualquier actor armado y reseguir construyendo alternativas en solidaridad y comunidad.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Octubre 4 de 2005

Ir arriba