Población civil blanco de la Fuerza Pública

 No vale que lo digamos en todos los tonos, la degradación del valor que tiene la vida se ha convertido en infamia para los asesinos que gozan de protección de un sistema de impunidad absoluta, garantía para persistir en destruir las vidas humanas de la población civil. Nuevamente dejamos ante la humanidad y la historia los últimos hechos de horror:

 ·      El viernes 22 de agosto de 2014; en el transcurso del día se vio sobrevolar dos avionetas escoltadas por dos helicópteros militares, las cuales estuvieron fumigando en las veredas Mulatos, Resbalosa, La Esperanza y Las Nieves, allí, las fumigaciones y la aspersión cayó sobre los cultivos de pan coger de las familias que habitan dichas veredas, inclusive fueron afectados cultivos de pan coger de familias de nuestra Comunidad de Paz, impidiendo de esta manera mantener a las familias, debilitando nuestros retornos que hemos logrado mantener.

·      El sábado 23 de agosto de 2014, hacia las 7:00 horas, varios militares adscritos a la Brigada Móvil XI, se acercaron a varias viviendas en la vereda Bellavista, allí amenazaron a ORLANDO GUISAO miembro de nuestra Comunidad, argumentando que era un pobre viejo que no se merecía ni un tiro en la cabeza, de igual forma insultaron y amenazaron de muerte a JULIO GUISAO, miembro del Consejo Interno de nuestra Comunidad de Paz, este mismo sábado 23 de agosto de 2014, en horas de la mañana, una comisión humanitaria de nuestra Comunidad de Paz con acompañamiento internacional se trasladó a la vereda Bellavista perteneciente al corregimiento de San José de Apartadó, con el objeto de verificar la situación en la que se encontraban varias familias de  nuestra Comunidad y la población civil del entorno la cual se encontraba confinada desde el 22 de agosto de 2014 por parte de los militares quienes les impedían salir o moverse de allí. Al llegar al sitio, se pudieron comprobar los impactos de bala en las viviendas, los cuales fueron disparados en forma indiscriminada por parte de los agentes del Estado, al igual que la muerte de una bestia, una vaca y otra más herida por impacto de bala. También se comprobó la muerte de otra vaca, la cual estaban trasladando los campesinos JOSÉ APOLINAR CATAÑO y ROVEIRO GARCÍA al momento en que fueron privados de la libertad, impidiendo soltar el bovino el cual resultó ahorcado.

·      El lunes 25 de agosto de 2014; hacia las 10:40 horas se presentó un nuevo enfrentamiento en el casco urbano de San José, los disparos y las ráfagas aún se escuchan, desconocemos al momento la situación de la población civil.

 Ni la Defensoría ni ningún otra entidad del Gobierno han hecho presencia para evaluar y verificar los daños ocasionados contra la población civil el pasado 22 de agosto de 2014 en la vereda Bellavista. Con ello se evidencia la ineptitud por parte de las instituciones Estatales.

Comunidad de Paz de San José de Apartado

Agosto 25 de 2014

Ir arriba