HECHOS TRISTES Y LAMENTABLES EN LA COMUNIDAD

La Comunidad de Paz de San José de Apartadó quiere dejar constancia de los siguientes hechos y de la decisión que la comunidad ha tomado frente al robo del computador ocurrido el viernes 30 de junio. La comunidad realizó una investigación frente a estos hechos y encontró lo siguiente:

–          El jueves 29 de junio a las 7:30 p.m. el señor Ovidio Torres entró al lugar donde se encontraba el computador y comenzó a preguntar por sus partes y demostró gran interés por el disco duro.

–          El jueves 29 de junio en reunión de comunidad se había encomendado al señor Ovidio Torres coordinar una parte del trabajo comunitario del día siguiente. Sin  embargo el señor Ovidio Torres se levantó desde las 4 a.m. del viernes 30 de junio y desapareció todo el día sin decirle nada a nadie.

–          El jueves 29 hacia las 4 p.m. el señor Ovidio Torres le dijo a un miembro de la comunidad que él iba a realizar una embarrada bien fuerte en la comunidad.

–          El viernes 30 de junio se reunió a la comunidad de San Josesito hacia las 9 a.m. y viendo la perdida del computador y al no aparecer el señor Ovidio Torres se decidió que hasta que no aclarara los anteriores hechos no podría considerarse de la comunidad.

–          El viernes 30 de junio hacia las 4 p.m. el señor Ovidio Torres llegó a San Josesito y se dirigió a Jesús Emilio Tuberquia y lo amenazó de muerte por habérsele colocado como sospechoso del robo del computador; además agregó que se iba a trabajar con los paras y los militares. Dijo también que, mientras a él lo echaban, en la comunidad permanecían guerrilleros; así mismo afirmó que él era bien malo y que la comunidad lo iba a ver en acción.

–          El mismo viernes 30 de junio hacia las 6 p.m. el señor Ovidio Torres jugo fútbol con varios jóvenes de San Josesito. Al terminar les dijo que él era un paramilitar y que hasta ahora la comunidad no se había dado cuenta pero que ahora era un enemigo declarado que lo verían haciendo acciones con los paras y el ejército.

–          El consejo interno asumió directamente la situación y lo llamó a hablar para dar explicación de los anteriores hechos, él propuso una reunión para el sábado 1 de julio a las 4 p.m. a la cual no asistió ya que se encontraba en Apartadó. El 2 de julio hacia las 6 p.m. el Consejo Interno se reunió con él y dijo que sabía del computador.  Ovidio Torres reiteró sus amenazas a Jesús Emilio y a varios miembros de la comunidad, no dió explicaciones a los anteriores hechos sólo dijo que lo habían contactado para entregar dicho computador al señor Ovidio Cardona y a los militares acusando del robo a un joven, planteó que iba a entregar de nuevo el computador.

–          El domingo 2 de julio en el terminal de transportes a las 11:15 a.m. el señor Elkin Tuberquia quien trabaja con los militares le dijo a un  miembro de la comunidad que los militares ya tenían el computador, que todo había sido planeado por ellos y que el computador se los había entregado el señor Ovidio Torres, pero que no habían hecho nada ya que no habían encontrado más información de la que ya tenían.

Todos estos indicios lamentablemente muestran una falta de transparencia del señor Ovidio Torres y muestran, según él mismo y según el señor Elkin Tuberquia, que está involucrado con un actor armado en este caso el ejército y que está llevando a cabo acciones planeadas por el ejército en contra de la comunidad. Por ello la Comunidad de Paz de San José de Apartadó ha decidido negar al señor Ovidio Torres la posibilidad de pertenecer a nuestra comunidad y queda expulsado de ella. Lamentamos esta situación y es doloroso para nosotros ya que implica un involucramiento de la población civil en la guerra por parte de la Fuerza Pública. Es triste ver la posición de una persona a favor de la guerra, pero esto nos lleva a trabajar con mas animo para seguir construyendo estos espacios alternativos en medio del conflicto, seguiremos formándonos para optar con total libertad en nuestro proceso. Es realmente evidente ese acción de terror por parte del estado que realiza este tipo de acciones tratando según ellos de infiltrar la comunidad para conseguir información. Se equivocan por completo porque nuestro caminar es transparente. A la población civil se le respeta y no hay que infiltrarla porque realiza un trabajo claro en construcción trasparente y    de frente a la verdad para generar un mundo diferente. El señor Ovidio Torres ha tomado libremente su opción, lo lamentamos pues es sólo un instrumento de guerra del accionar de muerte del ejército contra la comunidad.

Queremos agradecer el apoyo nacional e internacional a todo este ataque del que hemos sido víctimas y que se acrecienta en los últimos días.

COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADO

Julio 5 de 2006

Ir arriba